divendres, 28 desembre de 2007

CARTA A UN AMIGO EN LA CARCEL...

Hoy, he recibido un link de amnistía internacional a través del cual he podido enviar unas palabras a algunas de las muchas personas que se encuentran encarceladas en China, por el simple hecho de querer ser libres y expresarse libremente.

Estas son mis palabras para Bu Dongwei, un preso de conciencia detenido exclusivamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de credo, expresión y asociación. Yu Chankxin, de 78 años de edad y también preso de conciencia. Abidján Obulkasim, Reshat Mehmet, Ismael Mehmet, y Tursunhan Mehmet, acusados de formar un grupo contrarrevolucionario y proyectar implicarse en actividades separatistas, también presos de conciencia. Y Zhang Shanguang, profesor de enseñaza media, y acusado de proporcionar ilegalmente información confidencial a organizaciones hostiles y personas de fuera del país. También un preso de conciencia:

Amigo,
Para mi es muy fácil poder hablar y dar ánimos, cuando no estoy sufriendo en mis propias carnes la injusticia y la pena de un castigo inmerecido. Un castigo recibido por ser y por expresarte libremente. Pero aún así quiero hacerte llegar mis más sinceras palabras de aliento.

En el mundo hay miles, millones de personas que estamos luchando, cada uno a nuestra manera, para que situaciones como en la que te encuentras dejen de ser y de existir... Evidentemente, no es suficiente..., y tú lo sabes mejor que nadie.

Aún así deseo hacerte saber que seguiremos adelante sin desfallecer con tu libertad como objetivo, y espero que pronto llegue el día en que tu sonrisa pueda unirse a la de los hombres y mujeres libres del mundo. Y recuerda amigo mío, que los dictadores han encerrado tu cuerpo, pero jamás doblegarán ni conseguirán aprisionar tu espíritu libre de hombre libre...

En algún momento, en algún lugar, nos encontraremos, nos reconoceremos, y hablaremos de la libertad... ¡Amigo, no pierdas la esperanza!
Un abrazo.

Este es el link donde si queréis podréis enviarles vuestro apoyo:
http://www.es.amnesty.org/regalatuspalabras/

Aprovecho la ocasión para lanzar al viento mi personal grito de libertad:

Podrán acallar nuestras voces, podrán encerrarnos en oscuras mazmorras y privarnos de la ‘libertad’, pero jamás podrán contener nuestras ideas y nuestros pensamientos, cuyos ecos viajarán a través de las almas libres de gentes como nosotros. De gente como tú y como yo...

En la profunda oscuridad de sus almas intentarán retorcer, doblegar y asesinar nuestros ideales, pero pronto se darán cuenta de cuán imposible les ha de resultar, y finalmente..., sus máscaras de hierro caerán sobre la tierra polvorienta mostrando sus rostros sin rostro, y dando paso a la luz y al grito unánime de paz y libertad. Una libertad de todos, y para todos los que sepan respetar la propia libertad y lo que la misma significa.

Que tomen buena nota aquí también, en este país... Aquellos que asesinan a las personas, las ideas y las libertades, haciendo correr la sangre ocultos cobardemente tras sus máscaras de hierro... Y también aquellos que desde la impunidad de una imagen de “bondad”, de “ley” y de “justicia” asesinan toda posibilidad para que una paz sin sangre y sin violencia vuelva a nuestras vidas. Los unos y los otros, con su hipocresía como bandera sobran en nuestra sociedad. Cuando sus máscaras de hierro caigan hechas pedazos, y sus rostros sin rostro desaparezcan..., sólo entonces seremos realmente libres.
¡Feliz Año Nuevo y Libre!